martes, 9 de marzo de 2021


 

El padre de Meghan pone en duda las acusaciones de racismo vertidas por su hija y el príncipe Harry contra la monarquía británica, asegurando que está "decepcionado" por la impactante entrevista que dio la pareja en la televisión estadounidense.

Meghan se distanció de su padre, Thomas Markle, antes de su boda con el nieto de Isabel II en 2018, a la que este, afincado en México donde dio una muy controvertida sesión de fotos a los paparazzi, no pudo asistir por problemas de salud. La exactriz estadounidense y su esposo, sexto en la línea sucesoria al trono británico, se mudaron a California en marzo de 2020 tras abandonar sus funciones en el seno de la monarquía.

En una explosiva entrevista con la estrella de la televisión Oprah Winfrey denunciaron el domingo la presión de los medios sensacionalistas británicos y su racismo, así como la incomprensión de la familia real sobre su situación. También afirmaron que un miembro de la familia real -que no fue la reina Isabel ni su esposo Felipe- se había mostrado "preocupado" por el color de piel de tendría su hijo, ya que la madre de Meghan es negra.