viernes, 12 de marzo de 2021


 

El Ministerio de Interior y Policía desvinculó de sus funciones a 52 empleados de la Dirección de Control de Porte y Tenencia de Armas de Fuego, luego que una investigación, que mantuvo inoperante a esa entidad por tres meses, arrojara “serias irregularidades en los procesos de expedición de licencias”.

El pasado miércoles, 9 de diciembre de 2020, la Dirección de Control de Porte y Tenencia de Armas de Fuego del Ministerio de Interior y Policía fue intervenida tras haberse detectado “serias irregularidades en los procesos de expedición de licencias”, por lo que el ministro Jesús Vásquez Martínez ordenó la desvinculación de los empleados, y reordenó la reapertura del organismo el próximo lunes, 15 de marzo.

La información la ofreció a Diario Libre el director de Comunicaciones y vocero de Interior y Policía, Elvis Lima, quien explicó que “el lunes 15 será la reapertura de la Dirección de Armas, durante una conferencia de prensa, a las 10:00 de la mañana”, en la sede de la institución.