martes, 23 de marzo de 2021


 

Río de Janeiro anunció el lunes un endurecimiento de las medidas contra el coronavirus, en medio de ácidas disputas entre alcaldes, gobernadores y el presidente brasileño Jair Bolsonaro, a quien el gobernador de Sao Paulo tildó de “psicópata”.

Río, con una ocupación de más del 90% de sus camas de cuidados intensivos, y la vecina Niteroi anunciaron diez días de feriado corrido desde el viernes 26 hasta el domingo 4 de abril, para restringir al máximo los desplazamientos.

En ese periodo solo se autorizará el funcionamiento de comercios esenciales, con toque de queda entre las 23H00 y las 05H00. Los bares y restaurantes solo podrán funcionar con entrega de platos preparados.