lunes, 15 de marzo de 2021


 

Puerto Rico busca una solución a un problema creciente: el de turistas agresivos y descontrolados que no cumplen las reglas anticovid-19 que imperan en la isla, mientras, en plena pandemia, registra un aumento en el turismo cuando se cumple un año de que se decretará el confinamiento por el coronavirus.

Una situación que los responsables reconocen que está fuera de control.

San Juan fue escenario el sábado por la noche de una nueva bronca entre turistas, un hecho difundido este domingo por la redes sociales en la que se ve a varios de ellos peleándose, esta vez en el hotel Sheraton de la capital de Puerto Rico, lo que ha colmado la paciencia de responsables de seguridad y residentes y llevado a las fuerzas de seguridad a estudiar este lunes medidas que frenen lo que se ha convertido en una tendencia.