jueves, 25 de marzo de 2021


 

A juicio del profesor investigador Joaquín Paulino, el gobierno dominicano debería crear un fondo internacional en dólares para que los productores compren materias primas en efectivo y, de esa manera, poder conseguir mejores precios en situaciones como las actuales, creadas por la COVID-19.

El catedrático explicó que la soya y el maíz son las materias primas que marcan la tendencia de precios y arrastran al resto.

Agregó que estos dos productos han desencadenado la tormenta que se está viviendo en el mercado debido a la baja existencia a nivel mundial y a una menor producción de la estimada en los principales países productores y con mayor capacidad de exportación mundial como: Ucrania, Brasil, Argentina y Estados Unidos.

“Si el Gobierno les crea un fondo a los productores, ellos pueden tener acceso al mercado internacional y comprar en efectivo, así ellos pueden pelear un descuento de los precios”, indicó el profesional.

Señaló que los subsidios agropecuarios están eliminados en todo el mundo, pero que entre el acuerdo que hay entre México, Canadá y Estados Unidos tienen la llamada “caja verde o escudo”, donde los productores tienen un fondo especial y tienen acceso para comprar en efectivo, opción que les permite exigir reducción de precios.

Indicó que China es el mayor productor de cerdos en el mundo y este país fue afectado por la gripe porcina africana, bajando su producción, pero Paulino señaló, que se han recuperado de una forma increíble, ya que se pensaba que para el 2023 era que China iba a salir de la crisis porcina.

Enfatizó que lo que ha hecho que se disparen las materias primas es que el gigante asiático está acumulando mucho maíz, mucha soya y mucho aceite vegetal.

También, los fondos de inversión, al ver una situación delicada a nivel mundial y menor producción, realizaron compras masivas y extremadamente largas a futuro de materias primas estratégicas como maíz, soya y trigo elevando los precios a niveles nunca vistos.

Apuntó que el incremento de la demanda por China ha incidido de manera importante y se estima que importe más de 100 millones de toneladas de soya y maíz en el 2021.

Agregó que, además, el costo de flete de los barcos subió por ventajas económicas de transporte de las navieras hacia China.

El profesor investigador dijo a Diario Libre que parte de los retos que tiene el sector pecuario dominicano es modernizar, en el caso avícola, sus granjas para ser más competitivo y eficiente.

“Estamos en el acuerdo DR-Cafta, donde competimos con países que son muy modernos y con granjas tradicionales y con sistema de producción obsoleto. Los productores no pueden ser eficientes, rentables y competitivos”, indicó.

Añadió que el Gobierno debe crear fondos especiales para que los productores puedan construir naves modernas, aclimatadas donde los animales puedan desarrollar su potencial genético a su máxima expresión para que el sector pueda ser más eficiente, más rentable y más competitivo.

Explicó a los consumidores que no es culpa ni del gobierno, ni de los productores el alza de los precios del huevo, la carne de pollo y cerdo, sino que es un problema mundial.

Paulino, profesor investigador de la Universidad ISA, sugirió al presidente Luis Abinader y al ministro de Agricultura seguir distribuyendo huevos y carnes a través del Inespre y comedores económicos para favorecer a los sectores más vulnerables.