jueves, 25 de marzo de 2021

 


La canciller alemana, Angela Merkel, advirtió este jueves del riesgo de la 'nueva pandemia', en plena tercera ola y con la amenaza de las mutaciones del virus, pero dijo que, aunque hay mucho camino por recorrer, se puede ver luz al final del túnel gracias a las vacunas.

'Con la vacuna tenemos una herramienta en la mano. Durará algunas semanas pero hay luz al fondo del túnel y vamos a derrotar el virus', declaró Merkel al término de una reunión de Gobierno en el Bundestag, cámara baja del Parlamento alemán.

Merkel no volvió a insistir sobre su postura de revocar la decisión de decretar un cierre casi total de cinco días, entre el jueves santo y el lunes posterior al domingo de pascua, que reconoció que había sido un error y por el que pidió perdón.

Añadió que con la llegada de la variante británica a Alemania había habido un revés y que se había revertido una tendencia a la baja de los contagios.

'La situación es distinta este año. En diciembre tuvimos un duro revés que se debe a la presencia de la mutación británica. Sin esta, el efecto de las restricciones hubiera sido otro y tendríamos una incidencia mucho más baja', dijo Merkel de cara a quienes sostienen que las varias fases de restricciones no han tenido efecto alguno.

Merkel invitó a mirar atrás y recordó que al comienzo de la pandemia las restricciones habían llevado a una fuerte baja de los contagios, lo que había permitido una gran apertura en el verano de 2020.

'Después tuvimos un repunte en otoño y ahora tenemos otra vez un crecimiento exponencial', argumentó defendiendo las actuales restricciones que fueron atacadas ante todo por la ultraderechista Alternativa por Alemania (AfD) y por el Partido Liberal (FDP)