martes, 23 de marzo de 2021


 

La Iglesia católica ha suspendido las procesiones de Viernes Santo, mientras que 21 municipios han sido conminados a extremar los cuidados de bioseguridad ante su alta vulnerabilidad a la COVID-19, informó este lunes el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) de Ecuador.

Encargado de atender la situación sanitaria en el país, el COE la abordó de cara al puente festivo de Semana Santa, entre el viernes 2 y el domingo 4 de abril y que, como el año pasado, se verá marcado por las restricciones de la pandemia.

La sesión del organismo contó con la participación de monseñor David de La Torre, secretario general de la Conferencia Episcopal Ecuatoriana, quien dijo en rueda de prensa que este año tampoco se celebrarán las procesiones “Jesús del Gran Poder”, en Quito, y “Cristo del Consuelo”, en Guayaquil.