viernes, 26 de marzo de 2021


 

La vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, urgió este miércoles al Congreso estadounidense a hacer algo ante la violencia armada en el país, al reconocer que la capacidad de la Casa Blanca para contenerla es limitada y que no habrá una solución 'duradera' si no se aprueban leyes al respecto.

En una entrevista con la cadena televisiva CBS News, Harris expresó su frustración por la falta de acción en la última década para prevenir los tiroteos masivos que ocurren regularmente en Estados Unidos, y que en solo una semana han dejado 18 muertos en Atlanta (Georgia) y Boulder (Colorado).

'No hay ninguna razón por la que tenemos que tener armas de asalto en las calles de una sociedad civilizada. Son armas de guerra (....). Estas masacres deben parar', dijo Harris.

Tras el tiroteo que el lunes dejó diez muertos en un supermercado de Boulder y los que mataron a ocho personas la semana pasada en Atlanta, la Casa Blanca ha reactivado el debate sobre el control de armas, uno de los más estériles de la política estadounidense.