jueves, 11 de marzo de 2021


 

La Asociación de Hoteles del Este (Asoleste) apoya los esfuerzos que realiza el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Mimarena) tendentes a eliminar las construcciones no autorizadas en la franja marítima de los 60 metros y en las áreas vulnerables y protegidas, lo cual permitirá recuperar las playas perdidas.

Nuestro destino, dijo Ernesto Veloz, gana mucho con esa decisión que dejará el litoral marino para uso turístico regulado, libre de construcciones y ocupaciones, que generalmente no cumplen los requisitos mínimos de sanidad y empañan la visual del paisaje.

Veloz dijo que vendedores, comerciantes, empresarios, sindicatos, pescadores, yoleros, propietarios de embarcaciones de lujo “y todos los que vivimos de la actividad turística, debemos asumir el compromiso de cuidar todo el litoral, porque esta región y todo nuestro país vive del uso racional de sus playas y la convivencia con los recursos naturales”.