miércoles, 31 de marzo de 2021


 

Expertos se sumergieron bajo un colosal barco mercante que estuvo atascado durante casi una semana en el Canal de Suez para examinar el casco de la embarcación, dijeron las autoridades el miércoles.

Las inmersiones forman parte de una investigación en marcha que trata de determinar el motivo por el que encalló el Ever Given, ahora fondeado en el Gran Lago Amargo, una amplia franja de agua a medio camino entre los extremos norte y sur del canal.

Los equipos de salvamento lograron liberar la embarcación el lunes por la tarde. El enorme mercante se atascó de costado en un tramo estrecho del canal, sacudiendo a la industria naviera global al paralizar el comercio marítimo, que mueve miles de millones de dólares al día, durante casi una semana.

Dos altos funcionarios del canal, que hablaron bajo condición de anonimato porque no estaban autorizados a informar a reporteros, dijeron que se hallaron daños de “ligeros a medios” en la bulbosa proa del mercante.

Uno de los funcionarios, que es piloto del canal, dijo que los expertos estaban estudiando el alcance exacto de los daños, pero apuntó que es poco probable que impidan que el barco, que tiene bandera panameña y es propiedad de una firma japonesa, pueda seguir su ruta.

La navegación dependerá de “varias (medidas) legales y de procedimiento” que la autoridad de Suez discutirá con el operador del Ever Given.

Las investigaciones buscan determinar qué hizo que la embarcación quedase cruzada en el canal. Cuando se asigne la culpa, podría comenzar un litigio legal de varios años para recuperar los costos de reparación del barco, el arreglo del canal y los reembolsos a quienes se vieron afectados por la interrupción.

Una flotilla de remolcadoras aprovechó las mareas el lunes para sacar el bulbo de proa del Ever Given de la orilla arenosa del canal, donde llevaba incrustado desde el 23 de marzo.