lunes, 22 de marzo de 2021


 

La Unión Europea, Gran Bretaña, Canadá y Estados Unidos impusieron el lunes sanciones coordinadas contra China por violaciones de derechos humanos en la región de Xinjiang, lo que provocó una inmediata represalia por parte de Beijing.

La UE aplicó medidas punitivas contra prominentes funcionarios de Xinjiang. Los cuatro señalados son funcionarios de alto nivel en la región de Xinjiang. Sus activos en la UE quedarán congelados, tendrán prohibido viajar al bloque y tampoco podrán recibir asistencia económica de ciudadanos europeos.

El bloque europeo de 27 países además congeló los activos de Xinjiang Production and Construction Corps Public Security Bureau, a la que tilda de “organización económica y paramilitar controlada por el Estado” que es en efecto la que gobierna Xinjiang.