lunes, 1 de marzo de 2021


 

Los salvadoreños quedaron a la espera de los resultados de las elecciones legislativas y municipales del domingo que podrían fortalecer al presidente Nayib Bukele pese a las fuertes críticas por su forma de gobernar la nación centroamericana.

Los partidos políticos establecidos en El Salvador —la derechista Alianza Nacional Republicana (Arena) y el izquierdista Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN)— están tratando de mantener su control en el Congreso y otros puestos clave, que han preservado desde el final de la guerra civil del país en 1992.

La ira contra los partidos que gobernaron El Salvador durante casi tres décadas llevó al joven Bukele al poder en 2019.