viernes, 26 de marzo de 2021


 

El Estado dominicano ha destinado un total de 133,066 millones de pesos para atenuar el impacto de una pandemia que tomó por sopresa al mundo. Hace un año, el gobierno anunció la creación de dos ayudas: el Fondo de Asistencia Solidaria al Empleado (FASE) y Quédate en Casa.

La tendencia de ayudas gubernamentales fue regional, y para la República Dominicana la aplicación de estos subsidios redujo el impacto del COVID-19 en los peores meses de la pandemia, entre marzo y mayo, cuando la economía estaba prácticamente paralizada.

Las autoridades aseguran que esos programas sociales permitieron salvar a miles del desemplo y de la pobreza. El ministro de Economía, Planificación y Desarrollo, Miguel Ceara Hatton, dijo la semana pasada que los programas de subsidios de emergencia evitaron que 752,395 personas no cayeran en la pobreza monetaria.

Agregó, entonces, que el programa FASE I cubrió el 73 % de las personas suspendidas, entre marzo-julio, en el sector privado formal, lo que contuvo el aumento del desempleo.