jueves, 25 de marzo de 2021


 

Las autoridades de Salud Pública se encuentran preocupadas ante el aumento de la transmisibilidad del COVID-19, que pasó en una semana de 1.5 a 2.5, mientras que la tasa de positividad semanal se encuentra estancada, dos escenarios que han provocado que los expertos del gobierno llamen a la población a no bajar la guardia.

El asesor de materia en COVID-19 de Salud Pública, Eddy Pérez Then, y el director de Epidemiologia de la entidad, Ronald Skewes, dijeron este miércoles en la rueda de prensa semanal sobre la situación de la pandemia en el país, que profundizan en las causas de ambas situaciones.

Pérez Then explicó que el país registra un “leve aumento” en la transmisibilidad de la COVID-19, una situación preocupante, por lo cual exhortó a la población a continuar con las medidas sanitarias que se han establecido contra la pandemia.

“Nosotros hemos estado siguiendo lo que es el R0 o la tasa de transmisión, el promedio en que una persona puede infectar más a otra persona cuando tienen el COVID-19. En las semanas anteriores, este R0 había ido disminuyendo y había ido disminuyendo marcadamente, pero esta semana hemos visto que ha comenzado a aumentar”, sostuvo.

“Preocupante, porque eso nos habla de la movilidad que ha tenido la población y de que, posiblemente, la tasa de transmisión puede ser un termómetro y una bandera roja para lo que pudiera pasar, en dado caso de que sigamos con la misma tendencia, en esta Semana Santa”, dijo.

Pérez Then precisó que ese movimiento que tiene la población y que empieza a aumentar es motivo de alerta para el Ministerio de Salud Pública.

En tanto, el director del Departamento de Epidemiología, Ronald Skewes, explicó que la positividad semanal se mantiene estancada, mientras que la incidencia de casos en los últimos siete días, por cien mil habitantes, se ha ido reduciendo.

Sin embargo, destacó que el Distrito Nacional “sigue siendo un problema” con altos valores de incidencia.

“La positividad semanal tiene cuatro o tres semana estancada ahí, ese es un indicativo de que algo está sucediendo, o las medidas que se están tomando ya no dan más, en el sentido de que no se puede lograr más con las medidas, o está sucediendo algo”, dijo.

Skewes indicó que para poder tener una mejor compresión del comportamiento del virus no se puede utilizar un solo indicador, por tal motivo se analizan todas las posibilidades.

Con relación a los 21 municipios que presentaban “silencio epidemiológico” la semana pasada, el especialista explicó que el lunes, cuando revisaron, solo quedaban nueve. De acuerdo a la información que recolectaron, la situación se debió al ingreso de un nuevo personal que desconocía el protocolo.