viernes, 26 de marzo de 2021


 

China anunció sanciones a individuos y entidades británicas el viernes después de que Reino Unido se sumara a la Unión Europea y otros para sancionar a funcionarios chinos acusados de violación de los derechos humanos en la región de Xinjiang. La medida fue la primera salva en su más reciente respuesta a las críticas y sanciones de Occidente.

En un comunicado, el Ministerio del Exterior de China señaló que la medida del bloque de Occidente se basó en “nada más que mentiras y desinformación, violaciones flagrantes a las leyes internacionales y a las normas básicas de las relaciones de gobierno internacional, que burdamente interfiere con los asuntos internos de China, y socava severamente las relaciones entre China y Reino Unido”.

El embajador británico en China ha sido citado para presentarse en una protesta diplomática, de acuerdo con el comunicado. A los individuos y grupos sancionados se les prohibiría visitar territorio chino y no podrían realizar transacciones financieras con ciudadanos e instituciones chinos.