jueves, 11 de marzo de 2021


 

Ministros de una veintena de países, incluida España, reclamaron este miércoles medidas urgentes para acelerar el desarrollo de energías limpias y asequibles durante un acto en el que la ONU dio el pistoletazo de salida a los preparativos para una cumbre sobre este asunto que organizará en septiembre.

En la cita, celebrada hoy de forma virtual, Naciones Unidas marcó el inicio de los trabajos de cinco grupos técnicos que se encargarán de preparar una hoja de ruta sobre energía limpia, en línea con las metas fijadas para combatir el cambio climático.

“La energía renovable es una parte clave de nuestra acción climática y es crucial para construir un futuro sostenible, próspero y pacífico”, señaló el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, en su intervención.

Guterres recordó que para cumplir con el objetivo de tener cero emisiones netas de dióxido de carbono para 2050, el mundo debe recortar como mínimo sus emisiones un 45 % durante la próxima década, con respecto a los niveles de 2010.

El jefe de la ONU destacó que el Diálogo de Alto Nivel sobre Energía, la reunión a nivel de jefes de Estado y de Gobierno que se celebrará en septiembre, es una oportunidad para acelerar el uso de energías renovables y asegurar que los países en desarrollo también tienen acceso a ellas.

De cara a esa cita, una veintena de ministros han acordado liderar el trabajo para conseguir compromisos voluntarios por parte de países, ciudades y negocios como parte de las contribuciones nacionales para reducir las emisiones parte del Acuerdo de París.

Entre esos “líderes” figura la ministra española para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, quien en un mensaje en vídeo destacó que la recuperación de la pandemia ofrece grandes oportunidades para cambiar el sistema energético.

Según Ribera, esa transición creará nuevos puestos de trabajo, pero también serán necesarias políticas sociales para ayudar a los trabajadores afectados por el cambio y crear las condiciones para que todo el mundo disfrute de esas nuevas oportunidades y nadie se quede atrás.

España encabeza junto a otros países el grupo de trabajo dedicado a la transición energética, en el que también participan varias organizaciones como el Programa de la ONU para el Medioambiente.

Los otros grupos se ocupan del acceso a la energía, de una transición energética justa, de innovación y tecnología y de inversiones y financiación.

Entre otros, también forman parte de este compromiso para acelerar las energías limpias ministros de China, Arabia Saudí, Japón, Países Bajos, Rusia, Brasil, Chile, Colombia, Alemania o el Reino Unido