viernes, 12 de marzo de 2021


 

María Fernanda Ampuero siempre quiso ser una autora de terror porque este género permite decir mucho sobre el dolor humano con la excusa de contar una “historia de monstruos”, horrores como es la desigualdad de las vacunas del coronavirus que, dice, da para escribir un cuento de terror en la actualidad.

María Fernanda Ampuero (Guayaquil, Ecuador, 1976) acaba de publicar su libro de relatos “Sacrificios humanos” (Páginas de Espuma), cuentos de terror cotidiano que han salido simultáneamente en Argentina, Ecuador, España, Colombia y México, tras el éxito de su anterior volumen de relatos “Pelea de gallos”.

Los cuentos de Ampuero hablan “del miedo de no ser normal, de ser extranjero, de ese tipo que ves en una esquina cuando crees que estás a salvo, el de no volver a ver a quienes se te han muerto. Son emociones humanas que el terror recoge y devuelve transformadas”, explica la autora en una entrevista con Efe.

“Porque las primeras películas de zombies -asegura- ya hablaban del miedo al diferente, hablan de racismo. Yo recojo el guante del género que tanto me ha dado como lectora para escribir historias sobre lo que a mí me aterroriza”.