jueves, 25 de marzo de 2021


 

República Dominicana ha venido registrando incrementos significativos en los niveles de comercialización y consumo de bebidas alcohólicas ilícitas, de acuerdo con un estudio comparativo realizado por Henri Hebrard, quien considera entre los paliativos a la problemática el control más efectivo de los alcoholes ilegales que circulan en el país y revisar los niveles la estructura tributaria, en víspera de la anunciada reforma fiscal, para establecer impuestos menos lesivos a esta industria.

El economista tomó en cuenta las estadísticas más recientes publicadas por la firma Euromonitor, las cuales indican que al cierre de 2019 el porcentaje de consumo de alcohol no regulado en el país se encontraba en un 30.8 %, duplicando la cifra publicada por la misma organización en 2011, que indicaba un 15.7 % de incidencia de este tipo de productos.

Hebrard favorece los cálculos presentados por Euromonitor, los cuales colocan a República Dominicana entre los países de la región con mayor presencia del comercio ilícito de alcoholes, por encima de países como Colombia, Honduras, Ecuador, Perú y Bolivia. Sin embargo, asegura que hasta que se puedan tener mecanismos de medición más precisos para cuantificar la comercialización y el consumo de bebidas alcohólicas no reguladas, no se sabrá con exactitud en qué posición se encuentra el país a nivel regional.