viernes, 12 de marzo de 2021



Desde enero a la fecha se han registrado 788 fallecimientos por causa del COVID-19, de estos solo el 18 % ocurriendo dentro de las últimas 24 horas de la notificación.

Estas 788 defunciones representan el 24.5 % de todos los fallecimientos por COVID-19 registrados en el país. A la fecha, las autoridades de Salud Pública han reportado 3,204 defunciones.

En tanto que, mientras el reporte de fallecimientos se incrementa cada día, el número de pruebas que realizan las autoridades para detectar el virus disminuye con relación a otros momentos de la pandemia.

Las muertes reportadas en enero, que alcanzaron los 272 decesos, superaron las de diciembre (83), noviembre (84), octubre (141) y mayo (189).

Tanto el ministro de Salud Pública, Daniel Rivera, como la presidenta de la Sociedad de Neumología y Cirugía del Tórax, Evangelina Soler, teorizaron sobre la posibilidad de que el aumento de las muertes a partir de enero podría deberse a la circulación de dos nuevas variantes del coronavirus desde noviembre en el país.

Sin embargo, Ronald Skewes, director de Epidemiología, desechó la idea, al asegurar que las variantes que circulan en el país no representan un mayor peligro que la cepa original. El especialista descartó la circulación de la variante brasileña.

En estos tres primeros meses del año, febrero registra la mayor cantidad de muertes por COVID-19, al reportar 418 decesos, esta cifra solo es superada por los fallecidos reportados en agosto de 2020, que alcanzaron los 568 muertos.

La semana correspondiente al 31 de enero hasta el seis de febrero es la que más fallecidos registra durante toda la pandemia, al ser reportadas 165 muertes.

Mientras que, el seis de febrero es el sexto día dentro de toda la pandemia que más fallecidos reporta. Ese día se notificaron 30 decesos.