sábado, 6 de febrero de 2021


 

Wilson Camacho, titular de la Procuraduría Especializada de Persecución de la Corrupción Administrativa (Pepca) y Yeni Berenice Reynoso, directora general de Persecución, terminaron la noche de este viernes 5 de febrero los interrogatorios que por cuatro días seguidos hicieron a Argenis Contreras, principal sospechoso del asesinato del catedrático Yuniol Ramírez en 2017.

La afirmación la hizo Plutarco Jáquez, abogado del imputado, a quien le fue dictado un año de prisión preventiva a ser cumplidos en el Centro de Corrección y Rehabilitación de Najayo-Hombres.

“Argenis dijo cuanto él sabía de estos hechos. Ya corresponde al Ministerio Público hacer las investigaciones y darle el uso correspondiente y con las consecuencias que ellos entiendan que eso puede tener”, indicó Jáquez a su salida de la Procuraduría General.