jueves, 25 de febrero de 2021


 

La aprobación a unanimidad por parte del Consejo Nacional de Educación (CNE) para que se dé inicio a las clases presenciales en el presente año escolar, ha provocado el llamado a la prudencia por parte de sectores que siempre se han manifestado en contra de esa iniciativa, por el peligro que representaría exponer a los alumnos en medio de una pandemia.

El reverendo Feliciano Lacen, presidente del Consejo Dominicano de Unidad Evangélica (Codue), cree que las precarias condiciones de salubridad nacional como resultados de la pandemia del COVID-19, obligan a las autoridades educativas a manejar con prudencia la decisión de abrir los planteles escolares.