lunes, 22 de febrero de 2021


 

Familiares de una adolescente de 12 años ingresada en una unidad de cuidados intensivospor el padecimiento de una enfermedad neurológica, todavía bajo estudio y diagnóstico definitivo, clamaron por ayuda económica para poder enfrentar el pago del tratamiento y otros procedimientos de alto costo que debe recibir la menor de forma inmediata.

La que hace unos días era una niña entusiasta, buena estudiante, aplicada, divertida y obediente, hace una semana empezó a presentar dificultad para asimilar una conversación, debilidad muscular y rigidez en una de sus extremidades superiores, provocando que su madre, una experimentada enfermera, avisara a su pediatra que la conminó a llevarla por el área de emergencias al Instituto Materno Infantil y Especialidades San Martín de Porres, donde tras evaluaciones fue ingresada en cuidados intensivos.

A pocas horas, la hija de la enfermera Evelin Esther Rumaldo y el pintor Manuel Sánchez ya no hablaba, y su condición, que empeoraba, aceleró los estudios que debían especificar el tipo de condición que la estaba apagando.