jueves, 18 de febrero de 2021


 

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, dijo el miércoles que está dispuesto a dialogar con el nuevo gobierno de Estados Unidos para reducir las tensiones entre los dos países y resolver la crisis económica de su nación, aun cuando hizo una nueva acusación de que seis ejecutivos petroleros estadounidenses que se encuentran en prisión en Caracas espiaban para la CIA, una afirmación que fue rechazada por familiares y por un abogado defensor del caso.

Maduro, quien realizó los comentarios durante una conferencia de prensa con reporteros de medios internacionales en el palacio presidencial de Miraflores, se negó a decir si ha tenido algún contacto directo con el gobierno de Biden, que tomó posesión hace casi un mes.

El mandatario venezolano repitió una frase que a menudo utiliza, señalando que está listo para entablar un diálogo con Estados Unidos en cualquier momento. Las relaciones entre ambas naciones se rompieron hace dos años cuando el gobierno de Donald Trump y decenas de naciones respaldaron al principal adversario de Maduro, Juan Guaidó, con el argumento de que la presidencia de Maduro era ilegítima debido a que su reelección fue fraudulenta.