lunes, 22 de febrero de 2021


Las empresas que tenían categoría de pequeña (de 11 a 50 trabajadores) estarían convirtiéndose en micro (hasta 10 empleados), producto del despido de personal que han hecho para poder sortear la crisis generada por la pandemia de COVID-19.

Las estadísticas de la Tesorería de la Seguridad Social (TSS) evidencian que la cantidad de empleadores (con rango de uno a 15 trabajadores) sumaron 78,284 en enero pasado, representando un ligero aumento de un 1.6 % con relación a igual mes de 2020, cuando la cifra fue de 77,003 patronos (1,281 más).

Aunque en el país la crisis sanitaria inició en marzo del año pasado, no fue si no hasta abril cuando se notó el impacto de esta en el mercado laboral formal. En ese mes los empleadores que tenían entre uno y 15 trabajadores registrados en la TSS cayeron hasta los 62,081, desde los 78,026 que había en marzo, 15,945 menos.