viernes, 19 de febrero de 2021


 

La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos denunció este viernes los “ataques contra la independencia de la justicia en Haití”, tras la detención de un alto magistrado acusado de “intento de golpe de Estado”.

Juez del tribunal de casación, Yvickel Dieujuste Dabresil figuraba entre un grupo de 23 personas detenidas por la policía en la noche del 6 al 7 de febrero y acusadas por las autoridades de “tentativa de golpe de Estado”.

Las autoridades judiciales haitianas ordenaron su liberación el 12 de febrero.

“El juez del tribunal de casación, así como al menos otras 22 personas, fueron detenidos el 7 de febrero en circunstancias que pueden equivaler a una detención ilegal o arbitraria”, declaró una portavoz del alto comisionado, Liz Throssell, en una conferencia de prensa en Ginebra. “El juez ha sido puesto en libertad, pero otras 17 personas siguen en prisión preventiva”, añadió.

Además, tres jueces, entre ellos Dabresil, “se vieron obligados a jubilarse y fueron sustituidos posteriormente, al parecer en el marco de un procedimiento irregular”, lamentó.

Estos tres jueces forman parte de la oposición política que considera que el mandato del presidente Jovenel Moise ha concluido.

Para la Oficina del Alto Comisionado, “estos acontecimientos han erosionado aún más la separación de poderes en Haití”.

La isla vive bajo tensión con una multiplicación de movilizaciones ciudadanas denunciando una deriva autoritaria del poder de Moise.