sábado, 6 de febrero de 2021


 

A menos de 48 horas del domingo 7 de febrero, fecha en que se debe cumplir el mandato del presidente Jovenel Moïse, quien se niega a abandonar el gobierno ese día, con el argumento de que fue elegido por cinco años, la inestabilidad política en Haití se incrementa con movilizaciones populares acompañadas de violencia callejera, el aumento de los secuestros por bandas de criminales y una crisis que amenaza con dividir a la Policía Nacional Haitiana (PNH).

De acuerdo con informaciones publicadas en medios de la vecina nación, como Alter Presse, este viernes 5 de febrero, el director general de la Policía Nacional haitiana, Léon Charles, amenazó con tomar “medidas enérgicas”, con el mayor rigor, contra un grupo de agentes que, según el alto oficial, están tratando de desestabilizar la institución policial.

“El alto mando no tolera que, dentro de él, grupos se marginen para imponer sus leyes a la institución y a la población a través de la violencia”, dice la agencia de noticias que advirtió el jefe policial.