miércoles, 3 de febrero de 2021


 

El plan de reabrir las escuelas de Chicago permanecía en la incertidumbre el lunes en medio de negociaciones con el sindicato de maestros, mientras surgía la posibilidad de una huelga si los educadores no quedaban satisfechos con las medidas de prevención contra el coronavirus.

Unos 62.000 alumnos y 10.000 docentes podrían regresar a las aulas por primera vez desde marzo del año pasado, como parte de la municipalidad de reanudar las labores educativas gradualmente durante la pandemia.

La alcaldesa Lori Lightfoot declaró el domingo que esperaba que todos los docentes, incluso los de preescolar y los que atienden a niños con necesidades especiales, regresen a las aulas, aunque postergó la fecha por un día, hasta el martes.