jueves, 18 de febrero de 2021


 

Al menos nueve diputados actuales son, al mismo tiempo, prósperos empresarios de bancas de loterías, algunos con fortunas de cientos de millones de pesos. En una revisión de sus declaraciones juradas de bienes entregadas en la Cámara de Cuentas, se puede verificar que estos legisladores reciben altas sumas como ganancias del negocio de las apuestas, mientras conforman comisiones de cultura, educación y deporte en la cámara baja.

Uno de ellos es el diputado de La Romana por la Fuerza del Pueblo (FP) y miembro de la Comisión Permanente de Juventud, Eduard Espiritusanto Castillo. Es propietario del Consorcio de Bancas Eduard, valorado en su declaración jurada de bienes en 94.4 millones de pesos y del que informó recibir ganancias anuales por 8.4 millones de pesos.