lunes, 1 de febrero de 2021


 

Durante uno de los años más políticamente divisivos en la historia reciente de Estados Unidos, el número de grupos de odio activos en Estados Unidos se redujo, ya que los extremistas de ultraderecha se refugiaron más en redes en internet, reflejando una dispersión difícil de rastrear en los grupos neonazis y de nacionalistas blancos.

En su reporte anual, que se publicará el lunes, el Southern Poverty Law Center dijo haber identificado 838 grupos de odio activos en todo Estados Unidos en 2020. Es un descenso respecto a los 940 documentados en 2019 y el récord de 1.020 en 2018, señaló el grupo, que monitorea a milicias antigubernamentales, la xenofobia y el racismo.

“Es importante comprender que el número de grupos de odio es tan sólo un indicador para medir el nivel de odio y racismo en Estados Unidos, y que el declive en grupos no debe interpretarse como una reducción en las creencias de prejuicios y las acciones motivadas por el odio”, indicó el reporte.