jueves, 25 de febrero de 2021


 

Durante el 2020, la Junta Monetaria y el Banco Central implementaron políticas monetarias y financieras con orientación macroprudencial para la estabilidad financiera durante la pandemia del COVID-19.

De acuerdo con el artículo “Política macroprudencial para la estabilidad financiera durante la pandemia del COVID-19”, del Ph.D. consultor económico Osvaldo Lagares, del departamento de regulación y estabilidad del Banco Central, para contrarrestar los efectos económicos adversos de la pandemia, la Junta Monetaria y el Banco Central han adoptado una serie de medidas, entre estas la reducción de la Tasa de Política Monetaria (TPM) en 150 puntos básicos, pasando de 4.5 % a 3.0 % anual.

Explica que, en ese orden, como consecuencia de esta medida se disminuyó la tasa de interés de la facilidad permanente de expansión de liquidez (repos a un día) de 6.00 % a 3.50 % y se redujo la tasa de interés de los depósitos remunerados a corto plazo (overnight) de 3.00 % a 2.50 % anual.