martes, 16 de febrero de 2021


 

Representantes de la empresa RJC Clear, propiedad del pelotero Robinson Canó, reconocieron que su empresa no tiene el tiempo de existencia que exige el pliego de condiciones de la licitación que ganó para recoger la basura en San Pedro de Macorís, pero lo compensan argumentando que su personal sí tiene experiencia en el sector.

“Tenemos especialistas tanto en el área de recolección de residuos, planificación urbana, ordenamiento territorial, reciclaje, obras civiles y sanitarias, entre otras ramas”, dijo a Diario Libre Moisés Linares, gerente general de la empresa, a quien en un perfil del equipo se le atribuye experiencia en manejo del vertedero Duquesa.

RJC Clear es una empresa registrada en la Oficina Nacional de la Propiedad Industrial (Onapi) el 27 de julio de 2020 y como proveedora del Estado el 8 de septiembre de ese año. Fue la única oferente en un procedimiento de urgencia convocado en enero por la Alcaldía de San Pedro de Macorís para contratar la recogida de basura en el municipio luego de que se venciera el contrato con la empresa Aseo Urbano Municipales.