viernes, 26 de febrero de 2021

 


En respuesta a los últimos ataques contra su personal desplegado en Irak, Estados Unidos bombardeó este viernes varias posiciones y un cargamento de armas de milicias proiraníes iraquíes en el este de Siria, donde diversas fuentes han reportado la muerte de entre uno y 22 combatientes.

Apenas diez días después de un inusual ataque con proyectiles contra objetivos estadounidense en Erbil, la capital del Kurdistán iraquí, la aviación de Washington atacó de madrugada a las milicias Multitud Popular y de Kataib Hizbulá por primera vez desde la llegada al poder de su nuevo presidente, Joe Biden.

La acción, muy criticada por el Ejecutivo de Damasco, tuvo como objetivo posiciones de estos dos grupos armados y un cargamento de armas que acababa de cruzar la frontera desde Irak en la provincia de Deir al Zur, en el este de Siria, informó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos