sábado, 6 de febrero de 2021


 

La agencia estadounidense responsable de aplicar la legislación laboral rechazó este viernes una petición de Amazon que le pedía detener una votación prevista para la próxima semana en que sus trabajadores decidirán si forman el primer sindicato del país, por lo que esta procederá con normalidad.

La Junta Nacional de Relaciones Laborales de Estados Unidos decidió que la solicitud del gigante del comercio electrónico para detener el procedimiento con base en el hecho de que vaya a celebrarse por correo y no de forma presencial no estaba justificada y reafirmó el inicio de las votaciones para el 8 de febrero.

Amazon se ha opuesto históricamente con uñas y dientes a la formación de cualquier organización sindical entre sus empleados, especialmente en Estados Unidos, donde a día de hoy no existe ningún sindicato relevante de trabajadores de la empresa.