sábado, 6 de febrero de 2021


 

Eran las 6:00 de la tarde del pasado 4 de febrero, cuando un grupo de vencejitos, ave cuyo nombre científico es Tachornis phoenicobia, revoloteaban con su vuelo errante por un residencial de Altos de Arroyo Hondo.

Estas pequeñas aves, nativas de las Antillas Mayores, cazan insectos voladores en grupos de hasta más de cien individuos y muchas de ellas gustan de rondar zonas que incluyen cables eléctricos.

En su vuelo vespertino, una de ellas quedó enredada en un hilo dental en las líneas de alta tensión del área, que cargan más de 12,000 voltios, lo que alejaba cualquier posibilidad de poder ayudarla.

Pasaba momentos inmóvil, luego trataba de liberarse aleteando desesperadamente, pero el hilo dental, que algunos usan para volar chichigua, era muy fuerte para que la pequeña ave, de unos cuantos centímetros de tamaño, pudiera liberarse.