viernes, 12 de febrero de 2021


 

La deuda que mantienen las empresas distribuidoras de electricidad (EDE) y la Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales (CDEEE) con los generadores se redujo en US$106 millones durante 2020, con relación al año anterior.

Los compromisos crediticios de las cuatro instituciones con los generadores pertenecientes a la Asociación Dominicana de la Industria Eléctrica (ADIE) se redujeron un 33.3 % entre diciembre de 2019 e igual mes de 2020, al pasar de US$317.6 millones a US$211.6 millones.

Es el nivel más bajo desde 2016 de la deuda que mantienen las EDE y la CDEEE con las empresas generadoras. A diciembre de ese año los compromisos sumaron US$169 millones.

La deuda vencida cerró el año pasado en US$117 millones, inferior a los US$245.7 millones que debían Edeeste, Edenorte, Edesur y la CDEEE en diciembre de 2019, una reducción neta de US$128.7 millones.

Sin embargo, el monto de deuda de las facturas no vencidas subió de US$71.8 millones a US$94.6 millones entre diciembre de 2019 e igual mes del año pasado, representando un incremento de US$22.8 millones, según los registros de la ADIE.

Las empresas generadoras AES y EGEHaina son los mayores acreedores de las citadas instituciones. A diciembre, la deuda total de las EDE y la CDEEE con la primera sumaba US$121.9 millones, el 57.6 % del total, mientras que a la segunda adeudaban US$57.6 millones, equivalente al 27.2 % del total.

De igual forma, a la Compañía de Electricidad de San Pedro de Macorís (CESPM) el Estado adeuda US$27.2 millones.

La CDEEE se mantenía como la principal deudora de los generadores, teniendo compromisos crediticios por US$89.7 millones hasta noviembre, representando el 76.6 % del total de la deuda vencida a ese mes, que era de US$117 millones.

Edesur figuraba como la segunda institución con mayor monto adeudado a los generadores de la ADIE, US$10.9 millones. En tanto, Edeeste debía hasta noviembre US$8.2 millones y Edenorte US$8 millones, de acuerdo a los reportes de la Asociación.