miércoles, 10 de febrero de 2021


 

Tras más de 78 horas de la avalancha que arrasó un valle del Himalaya indio, las operaciones de rescate continúan sin grandes progresos para llegar hasta un grupo de treinta, de los cerca de doscientos desaparecidos, que se presumen atrapados en un túnel, mientras se desvanece la esperanza de encontrarlos con vida.

Las labores se centran en despejar un túnel de 2,5 kilómetros de largo, obstruido por lodo y escombros arrastrados por el agua, donde se podrían hallar entre 30 y 35 trabajadores que se encontraban en la zona el domingo en el momento de la catástrofe.

Para este objetivo se ha dedicado maquinaria de construcción, buzos de la Marina y el Ejército, además de varias brigadas de las fuerzas de rescate y de la policía.