lunes, 1 de febrero de 2021


 

Cuba registró este sábado otro máximo de contagios diarios de COVID-19 con 910 casos y anunció el endurecimiento de las medidas en sus fronteras desde el 6 de febrero, incluyendo una nueva reducción de vuelos y el regreso de la cuarentena obligatoria para viajeros en centros estatales y hoteles.

El país, que mantuvo a raya la pandemia durante buena parte del 2020 y suma hasta la fecha 25,674 positivos, atraviesa una tercera ola de la enfermedad que ha dejado en lo que va de enero once récords diarios y más fallecidos en 30 días que en los siete meses anteriores juntos.

Autoridades del Instituto Nacional para la Aeronáutica Civil avanzaron que desde el 6 de febrero los viajeros serán trasladados a centros de aislamiento -hoteles en el caso de turistas y cubanos no residentes, quienes deberán asumir el coste de su estancia.