jueves, 18 de febrero de 2021


 

Bolivia devolvió al Fondo Monetario Internacional (FMI) un crédito de 346 millones de dólares alegando que es “oneroso y desventajoso” después que el año pasado fue otorgado al gobierno interino de Jeanine Áñez.

“El crédito contraído con el FMI representa un costo al Estado boliviano, en solo nueve meses, de 24,3 millones de dólares”, de los cuales 19,6 millones fueron por variación cambiaria y 4,7 millones por intereses y comisiones, informó el miércoles en conferencia de prensa el presidente del Banco Central de Bolivia, Edwin Rojas. La autoridad anunció procesos civiles, administrativos y penales a los autores.

“Este crédito es oneroso y desventajoso frente a otros créditos de otros organismos internacionales”, agregó