miércoles, 20 de enero de 2021


 

La quinta testigo del Ministerio Público, Carmen Nadieska Álvarez de Maio, terminó de declarar ayer en el juicio por los sobornos de Odebrecht, y en el contraexamen a los que fue sometida, respondió que no identificó transferencias ni cheques desde las empresas de Ángel Rondón para ninguno de los otros cinco enjuiciados.

La testigo declaró sobre la base de varios informes financieros realizados por ella bajo encargo de la Procuraduría General de la República (PGR) con informaciones remitidas de la Superintendencia de Bancos (SB), la Tesorería de la Seguridad Social (TSS) y la Dirección General de Impuestos internos (DGII).

Admitió que al elaborar sus informes financieros sobre las cuentas de los imputados Ángel Rondón y Andrés Bautista, además de las empresas de estos, advirtió que le faltaba información.

Basada en esto, explicó que le hizo una solicitud de información complementaria a sus superiores del Ministerio Público, pero a pesar de la sugerencia, nunca recibió respuesta.

Álvarez de Maio reveló que le faltaba información de la contraparte, o sea, de las empresas investigadas y que debido a eso no realizó conciliaciones contables de las empresas Lashan, empresa Conamsa, Hacienda Los Ángeles, Arma S.A. y Agroindustrial Los Ángeles, todas propiedad de Rondón.

La testigo explicó que la Dirección General de Impuestos Internos no le suministró cuentas corrientes de Rondón, por lo que no pudo conciliar desembolsos completamente.

Aparte de las empresas, la testigo respondió que Ángel Rondón, como persona física, tampoco desembolsó ningún pago para los demás coimputados.

Contrario a lo declarado ayer, el pasado lunes Álvarez había dicho que “algunas empresas” de Rondón realizaron pagos a familiares de Jesús Vásquez, actual ministro de Interior y Policía y de Roberto Rodríguez, exdirector de Inapa.

Al ser interrogada por las defensas sobre cómo supo que la señora Esther Jiménez era la esposa de Juan Roberto Rodríguez, la testigo dijo que estaban en sus anotaciones, ya que esa información no consta en la base de datos bancaria.

Luego de escuchar a la testigo Nadieska Álvarez de Maio, las juezas del Primer Tribunal Colegiado del Distrito Nacional, Gisselle Méndez, Tania Yunes y Jissel Naranjo suspendieron la audiencia para el próximo martes 26 de enero, donde se espera declare la testigo número seis del Ministerio Público, identificada como María Álvarez de Maio.

En el juicio por los US$92 millones pagados en sobornos por Odebrecht están imputados Ángel Rondón, Víctor Díaz Rúa, Conrado Pittaluga, Tommy Galán; Roberto Rodríguez y Andrés Bautista.