jueves, 7 de enero de 2021


 

Con el argumento de que representa actualmente la mejor opción de energía limpia aplicada al transporte, fue sometido al Senado de la República un proyecto de resolución que propone sustituir la flotilla de vehículos estatales por unidades eléctricas.

La propuesta plantea que los vehículos eléctricos no producen gases de efecto invernadero ni generan contaminación acústica, amén de que su rendimiento es mucho mayor a los de combustión fósil. Saca a colación que el propio presidente Luis Abinader, con el uso personal de vehículos eléctricos, muestra su visión de desarrollo sostenible.

La moción presentada por el senador Franklin Rodríguez Garabito establece que las instituciones centralizadas y descentralizadas del Estado cuentan con las condiciones apropiadas de infraestructuras para la instalación de unidades de carga de abastecimiento.

“Que la conversión de la flota de vehículos estatales a unidades eléctricas, representaría una considerable reducción de costos por concepto de recarga de combustible, lo que se traduce en un importante ahorro para las arcas del Estado”, refiere la pieza en uno de sus considerando.