lunes, 11 de enero de 2021


 

El presidente estadounidense saliente, Donald Trump, ordenó finalmente este domingo que las banderas en la Casa Blanca y los edificios federales del país se bajaran a media asta en homenaje al policía que falleció en el violento asalto al Capitolio de una turba de sus seguidores el pasado miércoles.

Desde entonces, Trump había evitado emitir esta proclamación simbólica, que tradicionalmente se hace para recordar a agentes o soldados caídos, lo que había generado numerosas críticas.

Su decisión se produce después de que el Congreso situara este domingo sus banderas a media asta en homenaje a Brian Sicknick, quien falleció a consecuencia de las heridas producidas cuando se enfrentó a la turba que tomó el Capitolio de EE.UU. durante unas horas, en una imagen inaudita en el país.