jueves, 14 de enero de 2021


 

Las secciónales del Gran Santo Domingo de la Asociación Dominicana de Profesores, instruyen a los maestros a continuar sus labores docentes desde sus hogares cumpliendo al horario y el calendario escolar, esto debido al rebrote del COVID-19, además de exigir un aumento de los salarios alegando el incremento del costo de la vida.

El presidente de la Seccional Norte del Distrito Nacional, Franklin Ferreras, afirmó que más de 500 docentes en el Gran Santo Domingo se han contagiado del COVID-19 y no han recibido apoyo del Ministerio de Educación (Minerd).

De igual manera, demandaron la entrega de herramientas tecnológicas como computadoras, laptops, tabletas e internet tanto para todos los estudiantes como en los centros educativos a los fines de que los maestros no tengan que incurrir en gastos.

“Más del 90 % de los docentes tienen que incurrir en gastos para dar seguimiento a sus estudiantes. Maestros compran paqueticos (de internet) a padres para darle seguimiento”, aseguró Ferreras.