jueves, 28 de enero de 2021


 

Nueva York posiblemente subestimó las muertes por COVID-19 de residentes de hogares de ancianos hasta en un 50%, informó la fiscal general del estado el jueves.

Durante meses, la procuradora Letitia James ha estado estudiando las discrepancias entre la cantidad de muertes reportadas por el Departamento de Salud del estado y los asilos.

Sus investigadores observaron una muestra de 62 de los aproximadamente 600 hogares de ancianos del estado. Estos informaron 1.914 muertes de residentes por COVID-19, mientras que el Departamento de Salud del estado registró solo 1.229 en esas mismas instalaciones.