miércoles, 13 de enero de 2021


 

El arzobispo emérito de Río de Janeiro, Eusebio Oscar Scheid, uno de los cuatro cardenales brasileños que participó en el cónclave que eligió como papa a Francisco, murió este miércoles a sus 88 años víctima de covid-19, informó la archidiócesis de Río de Janeiro.

Scheid, que fue arzobispo de Río de Janeiro y de Florianópolis, fue diagnosticado con covid-19 el martes en el hospital de la ciudad de Sao José dos Campos en el que estaba ingresado en estado grave desde diciembre tras haber contraído una neumonía y no resistió a la pandemia.

El jesuita, que había fijado su residencia en Sao José dos Campos, municipio del estado de Sao Paulo del que fue obispo, venía presentando problemas de salud desde diciembre pasado, según informó la Archidiócesis de Río de Janeiro en una nota que publicó en su página en Facebook.