viernes, 8 de enero de 2021


 

Un funcionario activo en el Banreservas y un empresario sometido a la justicia por defraudación tributaria son dos de los ganadores del proceso de adjudicación de urgencia que realizó el Ministerio de Educación para la compra de 752,000 equipos tecnológicos para la educación escolar a distancia, en el marco del plan nacional “Educación para todos, preservando la salud”, en diciembre del año pasado.

La pandemiadel COVID-19, que obligó al entonces recién instalado gobierno de Luis Abinader a decidir que la educación desde casa sería el camino para salvar el año escolar, desnudó la desigual realidad que enfrentan familias dominicanas para acceder a las nuevas tecnologías. De allí que la administración de Abinader decidiera que el Estado asumiría la factura para conectar a los niños y adolescentes del país con las aulas, mediante el uso de la tecnología.

Así se abrió una vía en la que el gobierno dominicano asumió el costo de la conectividad de cada estudiante con las compañías telefónicas y de cable, al igual que el pago a emisoras de radio, televisoras y de cable para transmitir el contenido educativo. El siguiente paso fue abrir dos licitaciones de urgencia para adquirir laptops: una general para la compra de 752,000 equipos y otra especial dirigida a las pymes para 188,000 laptops más.