jueves, 7 de enero de 2021


 

Ashli Babbitt, la exveterana y ardiente seguidora del presidente Donald Trump que fue abatida por la policía del Capitolio, fue militar por 14 años realizó cuatro despliegues con la Fuerza Aérea de Estados Unidos, según la cadena de televisión KUSI, que afirma haber entrevistado a su esposo.

Babbitt vivía en el sur de California y fue parte de un grupo de manifestantes partidarios del mandatario estadounidense que irrumpieron en el Capitolio, cuando los legisladores llevaban a cabo la certificación del triunfo del demócrata Joe Biden en las presidenciales de noviembre.

“Agentes uniformados de la policía del Capitolio los enfrentaron, y en un momento, uno de ellos hizo uso de su arma de servicio” y la alcanzó con un disparo, declaró en conferencia de prensa el jefe de ese cuerpo, Robert Contee. Fue declarada muerta tras llevarla al hospital.

El funcionario señaló que se abrió una investigación por este “hecho trágico”.