jueves, 14 de enero de 2021


 

El primer ministro francés, Jean Castex, anunció este jueves un endurecimiento del toque de queda en todo el país, que pasa de las 8:00 de la noche hora local a las 6:00 de la tarde, para evitar un empeoramiento de la situación epidémica y la extensión de las nuevas variantes más contagiosas.

La medida, que había sido aplicada en las últimas semanas en 25 del centenar de departamentos del país, se aplicará a partir del sábado y durante un mínimo de dos semanas en todo el territorio francés para evitar un repunte de la pandemia ante el empeoramiento de la situación en naciones vecinas. La incidencia del coronavirus en Francia es de 187,8 casos por 100.000 en los últimos siete días.

Castex anunció además que todos los viajeros que lleguen al país procedentes de fuera de la Unión Europea deberá presentar un test negativo antes de viajar a Francia y aislarse durante una semana a su llegada, para realizar después una segunda prueba.