lunes, 18 de enero de 2021


 

Las expresiones “yo creo”, “me parece” y otras que denotan ausencia de pruebas en el caso Odebrecht, por parte de los testigos que han desfilado por el tribunal, refuerzan hoy las razones del voto disidente de la magistrada Miriam Germán Brito en 2017 como integrante de la Suprema Corte de Justicia (SCJ).

La apreciación fue hecha por las barras de la defensa técnica de los imputados Conrado Pittaluga, Ángel Rondón Rijo y Víctor Díaz Rúa, al valorar la participación de los testigos de referencia que ha presentado el Ministerio Público ante el Primer Tribunal Colegiado del Distrito Nacional.

“Sucede que la mayor parte de las pruebas que dice tener el Ministerio Público son fruto de las delaciones premiadas que se han vertido en Brasil, pero una por una no contienen afirmaciones tajantes y precisas sobre actividades de los imputados, abunda el ‘yo creo’, ‘me parece’ y en algunos, una tajante negativa”, agregaron en un comunicado.