miércoles, 13 de enero de 2021


 

El dolor y la tristeza reina en la comunidad rural Río Grande del municipio Los Hidalgos, de la provincia Puerto Plata, luego de que la doctora Marigeny Romano resultara herida de gravedad tras ser atropellada al salir corriendo del área de emergencia de un hospital donde recibió, mientras se encontraba de servicio, el cuerpo sin vida de su hijo Adriel Rodríguez Romano, de ocho años.

Parados en un pasillo del centro de salud donde fue llevado el niño fallecido, el personal médico que labora junto a Romano aún no sale del estado de shock.

"Que una persona trabaje en un centro de salud y que reciba un cadáver y para su sorpresa sea el de su hijo es algo desgarrador", indicó Ayde Rivera, directora del dispensario.

Otras compañeras de trabajo de Romano, quien es especializada en medicina general y capitán de la Fuerza Aérea de la República Dominicana (FARD), resaltaron las cualidades de la doctora Romano.