miércoles, 6 de enero de 2021


 

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, afirmó este martes que Brasil está quebrado y que él no puede hacer nada para remediarlo, y dijo que la crisis generada por el COVID-19 afectó la economía, pero que la prensa se encargó de agravarla aún más al magnificar los efectos de la pandemia.

"Brasil está quebrado. Yo no consigo hacer nada. Quería modificar la tabla del impuesto de renta, pero no pude", afirmó el líder ultraderechista en declaraciones que concedió a un grupo de seguidores frente al portón del Palacio de la Alvorada, la residencia de la Presidencia brasileña.

El jefe de Estado se refirió a la grave situación económica del país al ser interrogado sobre si su Gobierno no pretendía extender el pago de los subsidios que concedió hasta diciembre para ayudar a los más vulnerables a paliar los efectos de la pandemia y que beneficiaron a 60 millones de desempleados, informales y pobres.